Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
Lipoláser es una técnica para el remodelado
corporal y facial con anestesia local.
Con Lipoláser se eliminan los acúmulos grasos
y se contrae la piel.
El resultado de Lipoláser (laserlipólisis) es superior
a la lipoescultura convencional.
La recuperación con Lipoláser
es más corta y cómoda.
IML tiene una importante experiencia
en la realización de Lipoláser (laserlipólisis).
  

Laserlipólisis o LipoláserLipoláser®(Laserlipólisis) con Láser Aspire® (Palomar)

Objetivos de Laserlipólisis o Lipoláser®

La técnica de Laserescultura o Laserlipólisis aprovecha todas las ventajas de la lipoescultura asistida por láser mediante la selección de:

  • La longitud de onda más eficaz.
  • El empleo de energías suficientes y eficaces.
  • El diseño de una fibra óptica óptima.

Para obtener:

  • El mayor grado de destrucción de células grasas mediante la emisión láser en sesión única.
  • El mayor grado de depósito térmico para obtener contracción de los tejidos o skin tightening y conseguir así la contracción de los tejidos en áreas problemáticas donde la contracción de la piel es dudosa por edad o por la propia conformación de la dermis de espesor fino como ocurre en cara interna de brazos o muslos o en abdómenes con estrías y dermis debilitadas.
  • El mayor grado de coagulación para evitar los hematomas.
  • Una mayor facilidad de penetración en el tejido graso con una fibra óptica extrafina para agredir menos los tejidos y respetar las estructuras titulares.

Ventajas del Laserlipólisis:

  • Efecto inmediato de contracción cutánea o “skin tightening”, que garantiza una buena respuesta de la piel y su contracción frente a la reducción de volumen obtenida por la eliminación de las células grasas.
  • Reducción del trauma tisular.
  • Reducción del periodo de recuperación del paciente, haciéndolo más confortable.
  • Fácil extracción de los lípidos sobrenadantes con cánula fina como técnica complementaria en caso de que sea necesario.

Objetivo final de Laserlipólisis:

El objetivo final es la obtención de una contracción importante de los tejidos al tiempo que se obtiene la destrucción del tejido graso y se evitan los hematomas.

 

Índice

Resultados histológicos de Laserlipólisis

Resultados histológicos

  • Lo primero es seleccionar una longitud de onda, una longitud de pulso y una energía que obtenga destrucción del tejido graso mediante láser.
  • La pieza de mano de Slim-Lipo Aspire® se ha diseñado para obtener la liberación de las grasas intracelulares de los adipocitos y para coagular sin desgarrar los septos fibrosos de las estructuras.
  • Cuando la temperatura de los lípidos aumenta por encima de los 43 ºC, la LCI de las células adiposas son dañadas de forma irreversible y liberan los lípidos al espacio extracelular. Cuando la temperatura continua aumentando hasta los 60-70º C se produce la coagulación de los septos de colágeno, la red de fibras de colágeno que rodea los adipocitos, los vasos sanguíneos y los capilares. Con lo que se obtiene un beneficio de contracción cutánea que aparece con la coagulación del colágeno. El resultado final es la creación de un canal a través del tejido adiposo de lípidos liberados, rodeados de una pared de tejido fibroso coagulado y contraído.

Propiedades del equipo Láser Aspire®

El equipo Láser Aspire® tiene las siguientes características:

  • Es un equipo que combina las emisiones 924 nm y 975 nm para absorción preferente para grasa y tejido dérmico.
  • Con longitudes de onda específica para destrucción de tejido graso.
  • Con emisión a 924 nm para la grasa, 7 veces mayor que para el agua.
  • Cánulas desechables de un solo uso.
  • Tecnología fotodermal de onda contínua.

Laser Aspire propiedades

 

Tratamientos protocolos

SlimLipo: características del equipo

El equipo consta de la siguiente serie de componentes y recursos:

Componentes y recursos Aspire

Slim Lipo

Slim Lipo

Slim Lipo Modos

Características de la pieza de mano para realizar Laserlipólisis

Algunas características interesantes del equipo tienen que ver con el desarrollo de su pieza de mano:

  • Está diseñada para liberar grasa mediante un calentamiento foto-termolítico, por el avanzado diseño de su “tip” y por la selección de las longitudes de onda que emplea el equipo.
  • Tiene todos los ángulos redondeados para minimizar el daño mecánico observado con otras piezas de mano.
  • La liberación de energía desde la punta de la fibra óptica está diseñada para evitar los altos picos de temperatura en su salida y para facilitar la difusión inmediata de la energía en los tejidos de alrededor, lo cual permite un calentamiento más homogéneo y suave que facilita la lipólisis y la posterior extracción de la grasa. Esto permite además evitar los sobrecalentamientos bruscos en picos de los tejidos con la generación de carbonización y burbujas. El calentamiento con SlimLipo es más controlado y homogéneo mediante la emisión en continuo o en pulsos largos.

Estas características evitan el sobrecalentamiento de la zona y al tiempo facilitan el efecto de disrupción de los adipocitos y coagulación de los tejidos circundantes.

Otras características de SlimLipo

  • La disponibilidad de la emisión a 924 nm, que es absorbida con mayor especificidad por el tejido graso.
  • La selección de esta longitud de onda facilita una mayor selectividad por el tejido graso al tiempo que facilita una adecuada penetración óptima para el máximo calentamiento volumétrico del tejido graso circundante a la punta de la fibra óptica. La evidencia de la liberación de los lípidos se observa en la fase oleosa del aspirado.
  • Además, este calentamiento del tejido graso produce un calentamiento por difusión de los septos fibrosos de colágeno del tejido graso subdérmico, lo que facilita el efecto de contracción tisular a este nivel.
  • La emisión a 975 nm, que tiene una apetencia predominante por el agua más abundante en dermis, ofrece alternativas terapéuticas muy completas. Esta emisión optimiza su eficacia en presencia de grasa hidratada mediante infiltración tumescente. Es posible trabajar inmediatamente por debajo de la dermis para obtener el calentamiento de la misma y buscar su retracción.
  • La presencia de menor trauma mecánico en el tejido graso con la preservación del trabeculado septal, así como el calentamiento del mismo, facilita el fenómeno de contracción cutánea en distintos planos además del plano dérmico. El respeto de las estructuras fibrosas del tejido graso parece ser trascendente en este sentido para obtener una contracción de la piel potenciada.
  • La emisión de 924 nm facilita la liberación de los lípidos desde los adipocitos y la emisión 975 nm produce un aumento de eficacia de la emisión láser y el efecto sobre el tejido graso en estado hidratado, después de la infiltración tumescente, al tiempo que también es capaz de calentar la dermis.
  • Ambas emisiones son absorbidas parcialmente por los capilares, lo cual facilita un menor sangrado de la zona. Con menor periodo de recuperación y edema.

Cómo seleccionar la energía, la potencia y el tiempo: Ejemplos de tratamientos con laserlipólisis

Disponemos de una pantalla táctil que nos permite seleccionar la cantidad de energía total a emitir por unidad de volumen a 924 nm y a 975 nm en función de las características del área a tratar.

Una pulgada son 2.54 cm.

Hacemos cuentas sobre 2.5,  2.5 x 2.5:6.25 cm2.

Por tanto, las cuentas las haremos sobre 6.25 cm2, 100 cm2 y 625 cm2

  • Para una superficie de 6.25 cm2 se sugiere emplear energía entre 0.1 y 0.25 kJ: 100 y 250 J.
  • Para una superficie de 100 cm2 la energía total sugerida está entre 1.6 y 4 kJ: 1600 y 4000 J.
  • Para una superficie de 625 cm2 la energía total sugerida está entre 10 y 25 kJ: 10000 y 25000 J.

Para introducir esta energía se puede emplear distinta potencia:

  • 7 W
  • 10 W
  • 15 W
  • 20 W
  • 22 W

Y el tiempo total para obtener la emisión será menor a medida que la potencia empleada sea la más alta. Para tratar una zona de 100 cm2 con fluencia de 20 W y emitir la energía máxima (4 kj.) hace falta emitir durante 3.3 minutos. Para emitir 25.000 J en un área de 625 cm2 con emisión máxima a 22 hacen falta 18.9 minutos.

  • Área de aprox 600 cm -18000 J con emision mixta a tope 18 W con la de 924 y a 6 W con la de 975.
  • Para ese mismo área de 600 cm2 con las dos emisiones, 6 W con la de 924 y con 6 W con la de 975, da otros 12000 J.
  • Estamos introduciendo 30 kJ en un área de 600 cm2.
  • La emisión combinada tiene una potencia con la fibra de 1.5 mm entre 10 y 23 W.
  • La emisión de 924 con fibra de 1.5 mm tiene una potencia entre 10 y 15 W.
  • La emisión de 975 con fibra de 1.5 mm tiene una potencia entre 5 y 7 W.
  • El número de pasadas a 2.5 cm por segundo a emisión máxima sería, con fibra de 1.5 mm:
    • - 924/ 975: entre 3 y 6
    • - 924 entre 3 y 6
    • - 975 entre 5 y 10

El nivel de infiltración tumescente que se está empleando es aproximadamente de un litro de infiltración para un área de 600 cm2.

¿Por qué Láser Aspire® para Laserlipólisis?

Fawcett Dw Raviola, E. Bloom and Fawcet: A textbook of Histología. 12 th ed., New York: Chapman and Hall, 1994.
Ross H. M. , Romrell Lj., Kaye Gl.: Hystology- A tex an Atlas. 3th edition, Williams and Wilkings, 1995.
Ackerman, Bernad: Histologic Diagnosis of Inflammatory Skin Diseases. Al Algorithmic Method Based On Pattern Análisis, 3rd edition, 2005.

  •  El tejido adiposo es un tipo de tejido conectivo que está compuesto por adipocitos, vasos sanguíneos y septos fibrosos. Se compone en un 75-85% por grasa y un 15-25% por agua y proteínas. La grasa WAT (White Adipose Tissue) es el tipo de grasa más frecuente en los adultos y está compuesta por adipocitos maduros de 2-150 micras de tamaño (de media 75 micras) y que contienen en su interior una gran gota de grasa (triglicéridos).
  • El citoplasma del adipocito está separado del espacio intersticial por una capa o lámina externa de glicoproteínas que, superficialmente, se parece a la membrana basal de los epitelios. Además, las gotitas de lípidos no están envueltas por ninguna membrana, si bien la superficie de contacto de estas gotas con el citoplasma está rodeada de una capa de lípidos reforzados por fibrillas. A esta interfase se le denomina LCI (Lipid Citoplasm Interface).
  • Los adipocitos están rodeados de una red laxa de fibras reticulares finas que contiene fibras de colágeno, fibroblastos, linfocitos, eosinófilos y algunos mastocitos. Los adipocitos son alimentados por la sangre y los capilares linfáticos y tienen aspecto poliédrico u oval con el núcleo aplastado y empujado hacia la periferia. El diámetro mayor del adipocito está condicionado por el volumen de lípidos acumulados en las células y suele estar entre las 25 y 125 micras. El volumen relativo de las gotas de grasa frente al espacio citoplasmático es muy alto ya que el citoplasma en el adipocito es apenas visible y está casi totalmente ocupado por las gotas de grasa.
  • Fisiológicamente, el tejido adiposo se estructura en microlóbulos primarios y microlóbulos secundarios de aproximadamente 1 cm. de tamaño que están rodeados por una capa de tejido conectivo llamado septo fibroso compuesta por fibras colágenas y elásticas. Cada microlóbulo primario está compuesto por un grupo de adipocitos y su red capilar. Cada microlóbulo secundario está compuesto por un grupo de microlóbulos primarios con grandes redes de arteriolas y vénulas localizadas entre los tractos fibrosos conectivos y que son visibles a simple vista.

Un método seguro para calentar el tejido circundante

El método para calentar el tejido circundante es muy importante.

Los niveles de energía necesarios para vaporizar lípidos o agua son mucho más altos que los necesarios para inducir la liberación de los lípidos y la coagulación de las células y fibras circundantes.

Si se opera con energías demasiado altas, se puede producir un exceso de depósito de energía que no sólo anula parte de la eficacia del tratamiento, sino que puede ser peligroso si ocurre en zonas cercanas a la dermis. Para obtener la mejor disrrupción de los adipocitos, la liberación de los lípidos, la coagulación de las células circundantes y las fibras de colágeno, lo mejor es obtener un calentamiento suave mediante onda láser de emisión continua o en modo de pulso largo sin llegar a producir el calentamiento que origina la producción de burbujas o alteraciones mecánicas de choque.

Selectividad termo óptica

En la liposucción estándar, el esfuerzo físico para penetrar los tejidos es mayor. Con Aspire®, el trabeculado fibroso está parcialmente debilitado y es más fácil de penetrar, porque la fibra óptica es muy fina y dúctil. Los tejidos circundantes no se afectan y se puede introducir una fina cánula después para extraer parte de los lípidos de las células grasas destruidas.

Resultados de Laserlipólisis con Aspire®

El Dr. Weiss, Presidente Electo de la Sociedad Americana de Dermatología Quirúrgica y profesor asociado de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, afirma lo siguiente en cuanto a los resultados en su reportaje en Touch Briefings (US Dermatology Estract):

"Los resultados no tan óptimos en lipoescultura en algunos casos nos ha conducido a buscar alternativas mediante el método de láserlipolisis. El sistema combinado de longitudes de onda de Slim Lipo y la forma del diseño de su óptica nos ha ofrecido resultados importantes en nuestra experiencia. Las teóricas mejoras en la combinación de dos longitudes de onda se han convertido en la obtención de mejores resultados en el usuario final en nuestra clínica. Las fibras convencionales de 300-500 micras de diámetro de sistemas de la competencia precisan el uso de más fuerza y por ello hay riesgo de ruptura cuando son empleadas en áreas fibrosas [...]

Además, la alta concentración de energía en la punta de la fibra de otros sistemas producen calentamientos irregulares de la grasa y de la dermis y hace más fácil lesionar la piel, con más riesgo de irregularidades finales en el tratamiento.

Los datos que hemos obtenido después de tratar acúmulos grasos en abdomen, muslos o brazos muestran resultados impresionantes. Típicamente se observa una mejora de los resultados. El 50% de los pacientes muestran buenos resultados en menos de dos semanas y el 90% de los pacientes los muestran transcurridos las 6 semanas. Los resultados además típicamente mejoran con el tiempo, se puede adelantar que es de esperar que los resultados a los 6 meses o al año sean mejorar por una mejor retracción y contorneado de las áreas tratadas".

Comparado con otras longitudes de onda empleadas en nuestra clínica, los pacientes tratados con Slim Lipo han experimentado menos dolor y menores efectos secundarios.

Algunos pacientes presentan una discretísima blandura y moraduras, y la mayoría de ellos pudieron volver al trabajo a la mañana siguiente. Los pacientes que reportaron edema o moraduras se recuperaron completamente en una semana. Las mejoras marcadas en cuanto a efectos secundarios y “downtime” se pueden atribuir a un calentamiento completo y destrucción de la grasa con 924 nm. Hemos observado otros beneficios como menor número de entradas y más pequeñas. Lo cual posiblemente también contribuye a una recuperación más rápida, reduce el dolor postoperatorio y el trauma tisular.

Láser Aspire®: Longitudes de onda a las que trabaja

  •  Aspire emite a 924 nm que es el tipo de láser que muestra un pico óptimo de absorción en grasa humana. Es el tipo de longitud de onda que tiene mejor absorción por la grasa y permite el mejor calentamiento volumétrico del tejido graso circundante a la punta de la fibra óptica.
  • La segunda longitud de onda a la que trabaja Aspire es 975 nm, en la que el coeficiente de absorción máximo es para el agua como cromóforo predominante. Esta longitud de onda produce el "skin tightening" de la dermis al ser absorbida por ella ya que la dermis está constituida en un 70% por agua. Además, mejora la eficacia combinada su emisión con 924 nm en el modo mixto en tejido adiposo hidratado mediante infiltración tumescente. Resaltar que el calentamiento de los tractos fibrosos del tejido graso se produce en función de la dispersión de calor mediante conducción desde las gotas colindantes de lípidos calentados por la luz del láser. Tejido optico En esta figura se muestran los distintos tipos de longitudes de onda activos
    para la destrucción del tejido graso humano.
    Dermis grasa Esta figura muestra el perfil térmico al final de un pulso de un segundo en el entorno de la punta de la fibra óptica. Hay dos zonas de daño definidas en los alrededores de la punta. La zona más grande es la que afecta a la liberación de lípidos por destrucción de los adipocitos que se caracteriza por aumentos de temperatura alcanzados en torno a los 43º C y la zona más pequeña con temperaturas por encima de los 60º C que describe la zona de proteínas (colágeno) que quedaría afectada por la coagulación tisular.
  • La primera imagen muestra el perfil térmico a emisión de 924 nm con 17 W en tejido adiposo normal que tiene una media de 15% de agua en su composición. La segunda muestra lo mismo en grasa hidratada que entonces tiene un 30% aproximado de agua.
  • Los dos dibujos de abajo muestran el perfil térmico para emisiones duales a 17 W de 924 nm y a 8 W de 975 nm. En la emisión dual en medio de grasa superhidratada el área de destrucción de tejido graso es mayor gracias a que el agua tiene mejor absorción a 975 nm que a 924 nm. Cantidad de lípidos liberados y tejido coaguladoY en esta tabla se describe la cantidad de lípidos liberados y tejido coagulado
    en un medio graso en condiciones fisiológicas.
    Perfil térmico para emisiones combinadasEsta imagen muestra el perfil térmico para emisiones combinadas en dos medios distintos,
    grasa normal y grasa superhidratada con infiltración tumescente.

Las longitudes de onda de SlimLipo

James J. Childs PhD, Mikhail Simirnow PhD, Alex Zelenchuk Ph D, and Gregory Altshuler, Pd, D Sc.

El proceso de "melting" o derretido, hace alusión al proceso de laserlipólisis realizado en situación ideal por la absorción directa de la energía por parte de los lípidos. La absorción de esta energía provoca que los lípidos se calienten suficientemente sufrir la alteración térmica de la capa de envoltorio densa de lípidos y proteínas que envuelve los lípidos y finalmente se produce una fuga de los adipocitos, es decir un mecanismo de liberación de lípidos inducida por fototermolisis selectiva. La liberación de los lípidos ocurre tanto en la fase de emisión como en función del resultado tardío de los cambios inducidos térmicamente en la permeabilidad del envoltorio (LCI).

Eficacia de la luz láser a 924 nm

La luz láser a 924 nm es altamente absorbida con la grasa, tiene un coeficiente de absorción por la grasa dos veces mayor que por el agua. Para demostrar el efecto sobre el tejido graso de distintas emisiones láser a distintas longitudes de onda, se realizó un estudio comparando los perfiles de temperatura alcanzados en cada caso por cada emisión láser. Cada láser se puso en emisión continua a 20 W a través de una fibra óptica recta de 600 micras y duraciones de pulso de 300 mseg. El resto de parámetros fueron constantes. La línea sólida en cada una de las imágenes la figura.

Gradientes de Temperatura

En este gráfico se representa el área de los distintos gradientes de temperatura:

  • Entre el interior rojo y el borde en 64º se produce la liberación inmediata de lípidos y la coagulación de los tejidos.
  • La zona delimitada entre el límite marcado a 64º y el marcado a 50ºC define la banda hasta donde se produce liberación de lípidos sin coagulación. Para la misma energía depositada por cuatro láseres a cuatro longitudes de onda, el láser a 924 nm crea la zona de mayor tamaño de liberación de lípidos y coagulación de proteínas y tejido fibroso.

La figura siguiente muestra los valores obtenidos:

Porcentajes del tratamiento

El volumen de tejido coagulado usando la longitud de onda de 924 nm es 33 veces mayor que el valor que da a 980 nm, aproximadamente 6 veces mayor que comparado con 1064 nm y 2.7 veces mayor que comparado con la emisión a 1320 nm.

Si la comparación se realiza sobre los volúmenes de lípidos liberados, la luz a 924 nm es 10 veces más eficaz que a 980 nm, cuatro veces más eficaz que a 1064 nm y 2.5 veces más eficaz que a 1320 nm.

Seguridad de la luz láser a 924 nm

Para obtener seguridad en el tratamiento es importante prevenir las quemaduras de la piel. Dado que 924 nm tiene una especificidad de absorción por la grasa de dos veces el valor de la del agua (en la piel hay predominantemente agua), esta longitud de onda se muestra más segura para trabajar en zonas muy próximas a la dermis.

La figura siguiente muestra la misma imagen que la mostrada antes pero a 2 mm por debajo de la unión dermo-hipodérmica que está marcada en la imagen por una línea continua horizontal.

Gráfico Temperatura

Para 1320 nm, la dermis ha sido dañada significativamente y, sin embargo, no hay lesión dérmica con el resto de emisiones láser.

La energía de la luz para todas las longitudes de onda fue entonces ajustada para alcanzar el mismo nivel de eficacia en el derretido de grasa (iguales volúmenes de tejido adiposo dañado) que el que consigue 924 nm a 20 W. En ese caso, todas las longitudes de onda salvo 924 nm produjeron daño a nivel dérmico.

Tabla Comparativa

Esta tabla muestra el grado de potencia para cada longitud de onda para obtener el mismo volumen de tejido graso dañado que 924 nm a 20 W. En esta tabla, el % de daño mostrado está realizado para una dermis de un espesor de 1.5 mm. Se demuestra que a 1320 nm existe un daño completo de toda la dermis, dado que la temperatura de más de 50¼ se extiende hacia arriba de la unión dermo-hipodérmica más de 1.5 mm. En contraste, debido a selectividad de absorción de la grasa para 924 nm, no hay daño en la piel a esta longitud de onda.

Nótese también que si bien no existe daño cutáneo apreciable con 1064 nm a 20W, la cantidad de volumen total de tejido graso destruido es cuatro veces menor que a 924 nm. Así, parece que 924 nm es la longitud de onda más segura y más eficaz para usar en el derretido ("melting") de la grasa.

La tabla de arriba muestra que es necesario un aumento de energía considerable en 980,1064 y 1320 nm para obtener los efectos de derretido de la grasa que obtiene 924 nm. En cualquier caso, aumentos de la potencia en otras longitudes de onda para obtener la liberación de lípidos tan eficiente como 924 nm conduce a un aumento del riesgo de daño en dermisy en otras estructuras ricas en agua.

Finalmente, para hablar de la hemostasia, es importante tener en cuenta que tanto las emisión láser a 924 como a 975 nm son fácilmente absorbidas por la sangres comparadas con otras longitudes de onda. En la tabla siguiente se muestra los coeficientes de absorción para la sangre con 15 gm/dL de hemoglobina de las cuatro longitudes de onda.

Coeficiente de absorción

Flexibilidad de la luz láser a 975 nm

La emisión de 975 nm es una importante elección para complementar el efecto de 924 nm sobre el tejido graso, sobre todo para el tratamiento del tejido graso tras infiltración tumescente. Esta longitud de onda ha sido seleccionada porque facilita un mayor coeficiente de absorción en agua para facilitar una mejor penetración en el tejido y un suficiente calentamiento volumétrico.

La luz a 975 nm es altamente selectiva para el agua frente a los lípidos, ya que su coeficiente de absorción para el agua es 10 veces su coeficiente de absorción para los lípidos.

Seleccionando las longitudes de onda y modulando la potencia de emisión de cada uno de ellas, una con alta especificidad para la grasa (924 nm) y otra con alta especificidad para el agua (975 nm) cada facultativo puede sintonizar el tipo de emisión combinada ideal para cada caso a tratar.

Ejemplos de ajustes de la emisión de luz láser

Para grasa con poca tumescencia se puede emplear solamente 924 nm.

Para grasa con una tumescencia significativa o bien porque lo que se pretende es calentar específicamente la dermis para trabajar su skin-thightening, se puede emplear 975 nm para aprovechar la absorción de esta emisión de esta luz por las estructuras ricas en agua.

Además, la figura siguiente muestra cómo se agranda la cantidad total del volumen de tejido graso derretido cuando se añade la emisión 975 nm a la emisión de 924 nm se emite sobre grasa hidratada (incremento de hidratación del 30% del tejido graso es el grado correcto de sobrehidratación) con la emisión combinada de 924 + 975 nm. Esto demuestra que un sistema que combine las dos longitudes de onda, cada una selectiva para uno de los dos cromóforos primarios, se optimiza con gran flexibilidad para tratar una variedad importante de situaciones clínicas.

Comparación Temperaturas

Láser Lipólisis de Grasa o Fat Melting

Emisión continua frente a emisión pulsada

James J. Childs Pd D, Mikhail Smirnovs Pd D, Alex Zelenchuk PhD, and Gregori Antshueler Pd, D Sc

Recientemente, Palomar ha introducido un nuevo producto, la Plataforma Aspire® con el módulo de láser de Diodo SlimLipo®, un avance de la tecnología de lipólisis asistida por láser. El Slim Lipo Láser Diode Module facilita el uso de dos longitudes de onda, cada una de ellas en emisión continua y con emisión controlable de energía por separado. Estas longitudes de onda facilitan la “Fat melting” de forma selectiva y segura: 924 nm para alcanzar los triglicéridos y los ácidos grasos del interior de los adipocitos más comúnmente llamados células grasas, y 975 nm para alcanzar de forma selectiva el agua contenida en el tejido conectivo y la dermis.

Se entiende por Fat Melting el proceso de liberación de los lípidos desde los adipocitos y la reducción de la viscosidad de los lípidos para una aspiración más sencilla. La liberación de los lípidos también continúa después del tratamiento de láserlipolisis desde los adipocitos dañados pero intactos desde el tejido adiposo durante el tiempo postoperatorio de recuperación.

Los adipocitos están totalmente llenos de lípidos, los triglicéridos almacenados están encapsulados en un fino envoltorio de una trama densa de lípidos y proteínas (de estructura semejante al caviar). Los lípidos están en estado líquido normalmente en una temperatura corporal de 37º C, si bien tienen una conformación algo viscosa. El calentamiento selectivo durante la lipólisis asistida por láser daña la envuelta más externa y calienta los lípidos, originando una menor viscosidad de los mismos que facilita su aspirado. Otros beneficios secundarios de este sistema es que reduce el trauman en otros tejidos y mejora la laxitud cutánea.

Selectividad de la longitud de Onda

Hay cuatro longitudes de onda que son preferentemente absorbidas por la grasa humana en comparación con la absorción de la dermis o el agua intersticial. Estas cuatro longitudes de onda están en torno a 924 nm, 1208 nm, 1715 nm, y 2308 nm. Con cada una de ellas, la grasa humana se puede calentar a temperaturas varias veces mayores que la dermis circundante o el agua intersticial gracia a su selectividad.

En cualquier caso, la emisión a 924 nm se distingue de las otras longitudes de onda por su potencia de absorción por la grasa. La luz a 924 nm es menos absorbida por la grasa en comparación con las otras longitudes de onda pero su coeficiente de absorción es, sin embargo, suficiente para obtener el “fat melting” o derretido de la grasa, en niveles de energía seguros. Una absorción más baja permite una mejor penetración de la luz dentro del tejido graso y facilita la obtención del calentamiento homogéneo de un área de mayor volumen que lo que es posible obtener con las longitudes de onda de mayor coeficiente de absorción por la grasa. La emisión de 924 nm facilita mucho la capacidad del derretido de la grasa en temperaturas seguras y eficaces.

Modo de emisión: Continuo frente a Pulsado

Para hacer referencia a los láseres pulsados, en particular se ha empleado el láser de Neodimio-Yag para lipólisis asistida por láser. La emisión del láser de todos los láseres de Neodimio-Yag de pulso corto se encuentra típicamente entre los 150-200 microsegundos. Los primeros estudios sobre la destrucción de tejido graso con láser datan de los años 90, usando emisiones láser de hasta 60 W. El láser más reciente de Neodimio-Yag es usado en la industria dental como herramienta de corte de tejidos blandos y coagulación, así como para esterilización de los canales dentarios.

Estos equipos de pulso corto producen grandes picos de energía pero con poca penetración en “targets” con agua debido a que el agua es su cromóforo primario. Esto es importante en áreas de epitelio fino como las mucosas de las encías. El primer sistema fue producido por Zuñirse Technology, Inc (USA) seguido de un prototipo similar de Deka (Italia). Posteriormente fue lanzado un equipo similar de Neodimio-Yag de pulso corto a 6 W. A este equipo le siguió una versión a 10 W y posteriormente otro a 18 W. Más recientemente, varias compañías han añadido sistemas láser a 1320 nm y 1440 nm a esta tecnología. Así como emisiones combinadas de 1320 nm y 1064 nm. Tanto la longitud de onda seleccionada como la forma en que la energía láser es emitida a la grasa (por ejemplo la potencia de emisión) juegan un papel muy importante en la efectividad del láser y su capacidad para obtener el derretido de la grasa.

Teorías físicas para la selección del mejor método para la emisión láser

Teoría Extendida vs Teoría de la Fototermólisis Selectiva

Un sistema láser debe emplear la longitud de onda adecuada que alcance de forma relevante los cromóforos de laser lipólisis, lípidos, agua y hemoglobina. Igualmente es muy importante la forma de la entrega de energía que debe adaptarse para optimizar su efecto sobre la grasa y garantizar la seguridad del tratamiento. Con la Plataforma Aspire® de Palomar y el Módulo de Láser Diodo SlimLipo la potencia de emisión media es igual que la potencia de pico dado que usa Emisión Continua. En un sistema láser de pulso corto (por ejemplo el Neodimio-Yag) el pico de energía es mucho más alto que la potencia media de emisión. La potencia media de emisión es mucho más importante que la potencia de emisión en pico en los tratamientos de láser lipólisis, veamos por qué.

En el tejido adiposo, los adipocitos están constituidos en más de un 90% por lípidos, y están agrupados estrechamente en forma de lobulillos. Intercalados entre los lobulillos hay estructuras constituidas fundamentalmente por agua tales como septos, nervios, vasos, capilares y elementos del tejido conectivo. Las estructuras ricas en agua están dispuestas en el tejido graso de forma menos uniforme que los lobulillos de grasa.

Cuando se usa un láser de pulso corto que es absorbido por el agua, con un “target” escaso, y con picos de energía muy altos, solo una parte de la emisión es absorbida por estos pequeños volúmenes, solo una pequeña parte de la energía se habrá depositado en estos pequeños “targets”. Con la emisión pulsada repetitiva, los pequeños paquetes de energía lentamente van filtrándose en el interior del las áreas ricas en material graso de su cercanía por medio de los fenómenos de conducción y convección.

Mientras que se emplea un láser de pulso corto de Neodimio-Yag que alcanza altas temperaturas, estas altas temperaturas solo se alcanzan en estas estructuras ricas en agua relativamente pequeñas y solo si éstas están lo suficientemente cerca de la punta de la fibra óptica emisora, donde la densidad de energía que se obtiene es alta. Esta forma de calentamiento está descrita en la Teoría Ampliada de la Fototermolisis Selectiva, dado que el primer objetivo de láserlipolisis es la destrucción de la grasa, la emisión de Neodimio-Yag no es adecuada dada la alta cantidad de tejido graso a calentar por esta vía. Esta teoría es adecuada cuando el “target” (adipocitos) no esta significativamente predominante frente al “heater” que en este caso es el agua ya que la conducción y la convección del calor son procesos lentos y poco controlados.

Por otra parte, cuando se selecciona un láser específicamente absorbido por la grasa que no es muy intensamente absorbido por la misma, tal como 924 nm, el tejido graso se calienta de forma más uniforme. El logro está en que tanto los adipocitos como la emisión láser están homogéneamente repartidos a lo largo de grandes áreas. Los lípidos de los adipocitos son calentados directamente por esta luz láser mediante un proceso llamado “calentamiento relativo”. Dado que el tiempo de relajación térmica de estas grandes volúmenes de lóbulos de adipocitos calientes es largo ( se emplea más tiempo en enfriar cuanto la estructura grande calentada es mayor en función del enfriamiento por difusión de calor a estructuras que no se han calentado con la emisión), la emisión en Onda Continua es más eficaz y de potencia segura para derretir el tejido graso.

Podríamos explicar esto a través de la Teoría de la Fototermolisis Selectiva, que hace referencia al calentamiento por la emisión. Es un modo de calentamiento más homogéneo y más seguro. Y dado que la pieza de mano Slim-Lipo siempre está en movimiento a través del tejido adiposo durante el tratamiento, ninguna parte de los tejidos irradiados reciben un pulso real emisión láser del orden de varios cientos de milisegundos que es mucho más corto que el tiempo de relajación térmica del volumen del tejido irradiado. Esto se describe como que trabaja en el límite adiabático (proceso termodinámico que se produce sin intercambio de calor con el exterior), que es el modo ideal de obtener aumento de la temperatura de los tejidos.

Resumiendo, los adipocitos están agrupados estrechamente en el tejido graso en forma de lobulillos de mayor tamaño y tienen un alto contenido en lípidos en comparación con los otros cromóforos como agua. El alcance de la temperatura necesaria para obtener el derretido de los adipocitos está determinado por la emisión de energía de una forma constante que está en tramos de segundos y no de milisegundos o microsegundos. En este caso, también es importante entregar la energía tan suavemente como sea posible pero lo suficientemente rápida como para obtener el aumento de temperatura suficiente de los lóbulos contenedores de lípidos para derretir la grasa.

Cavitación y formación de burbujas

Se ha atribuido un efecto fotomecánico o fotoacústico al láser de Neodimio-Yag en el proceso de la destrucción del tejido graso, de forma que se produce un impacto mecánico en los tejidos circundantes al área de emisión. El daño inducido por la cavitación o la vaporización proviene de un efecto puramente mecánico de vibración emitida durante la formación de las burbujas y su colapso. En cualquier caso, dado que el tejido adiposo no es rígido y que las energías requeridas para obtener eficacia están cerca del área de emisión, la mayor parte de las células grasas destruidas están en una reducida área, en la proximidad de la fibra óptica. Además, solo una parte de la energía emitida por el láser se convierte en vibración mecánica, el resto de la energía se convierte en calor. El pulso del láser de Neodimio-Yag no es el ideal para obtener cavitación en el tejido graso. Como se ha comentado antes, los picos altos de emisión de este láser producen un aumento muy abrupto de la temperatura del agua que está inmediatamente en la proximidad de la fibra de emisión. Se ha demostrado la mayor capacidad de generar burbujas de este láser (1064) en presencia de agua que en presencia de una emisión de láser de diodo.

Qué significan las burbujas

Fundamentalmente el tejido adiposo contiene líquidos (lípidos y agua). Cuando se habla de este tema hay que cifrar la cantidad de energía necesaria para cambiar el estado de un líquido a un gas (formación de burbujas). El calentamiento de un líquido para que alcange superar el punto de ebullición requiere mucha menos energía que la necesaria para vaporizar el mismo volumen de agua. La formación muy intensa de burbujas en el entorno de la punta de salida de la luz de la fibra óptica significa que la mayor parte del calor se está quedando localizado en el entorno de la fibra y que muy poca energía se está difundiendo más allá de entorno de la misma. No está habiendo difusión de calor.

Las burbujas implican el alcance de temperaturas muy altas en le medio, enormemente mayores que las necesarias para obtener el derretido del tejido graso. El exceso de energía en esta localización existe como energía térmica pero sólo puede ser transmitido más allá del área de salida del láser mediante conducción térmica o mediante convección, que son proceso lento y poco preciso en un medio como la grasa. El exceso de calor además se puede difundir y calentar estructuras que no sería deseable que se calentaran.

En contraste, con una Emisión Continua optimizada, con emisión en una adecuada longitud de onda y con una potencia que caliente el tejido graso subdérmico justo por encima de la temperatura precisa para obtener la destrucción del envoltorio externo de la vacuola lipídica (LCI) que es de 50º C y que obtenga la temperatura de coagulación de la matriz fibrosa (60º C) es suficiente. Esto se consigue sin perder energía en la formación de burbujas, ondas acústicas o generación de plasma. Un láser de onda continua se muestra más seguro para los tejidos porque el aumento de temperatura en la punta de emisión de la fibra nunca llega más allá de los 100ºC mientras que con un láser de pulso corto la temperatura en el entorno de la fibra puede alcanzar varios cientos de grados. Además los incrementos de temperaturas muy bruscos y altos (1500º C) pueden causar la ruptura, carbonización y derretido de la propia fibra óptica. El resultado puede ser un elemento candente que significativamente disminuye la superficie del área tratada. El tamaño de esta área está condicionado por conductividad del calor del “ tip” caliente y no por la penetración de la luz.

Diseño de la fibra óptica

Además de la emisión en continuo y la selección de la longitud de onda, un diseño adecuado de la propia fibra óptica puede ser decisivo en la distribución de la energía en el tejido graso. Las fibras de diámetros pequeños son ineficaces en la entrega de energía en profundidad debido a que la salida de la fibra óptica puede tener mucha divergencia.

La fibra de Slim Lipo facilita una emisión media de energía más baja además de que su diseño cónico facilita menor daño mecánico en los tejidos. No hay angulos ni bordes abruptos que pueden engancharse en el tejido fibroso.

Diseño de la  fibra óptica

Resultados Slim Lipo brazos

Slim lipo

Si desea obtener información personalizada sobre Laserlipólisis, puede solicitar una consulta informativa gratuita con uno de nuestros médicos.

Autores: Dr. Javier Moreno Moraga y Dra. Josefina Royo de la Torre.